Curvas Peligrosas

Escrito   ▪  19/09/2017

Esta escultural chica pasa horas y horas en el gimnasio, y vaya que es muy disciplinada con sus entrenamientos…pues esa redondeada retaguardia está más dura que una roca. aunque esta otra amante de la vida fitness, no se queda atrás…y cada que va al gimnasio nomás alborota al gallinero, ¿pues quién no se echaría un buen taquito de ojo? pero este otro bomboncito no le pide nada a nadie, y seguro mientras fortalece esos torneados músculos…a los caballeros también se les fortalece… ¡la vista!…  ¿a poco no?